martes, 5 de abril de 2011

La gran decisión.

Igual de destrozados...


B: y lo se, por que yo estoy pasando todo eso, amigo Nacho, y se sufre, mucho, y mas aun cuando esa mujer tiene miedo.

#
# Yo: puedo hacerme a la idea...
# es algo profundo, no profundo de poner cara de imbecil sino profundo de que solo con pensar en ello el cuerpo te pesa más.
# y cuando los viajes en autobus se hacen eternos.
#
# B: Y sientes que toda esa fuerza que necesitas para seguir adelante y aguantar se va, como la ceniza mecida al viento...
#
# Yo: Cuando despiertas cada mañana pensando en canciones tristes.
# Cuando caminas y no llegas nunca.
#
# B: cuando cualquier espera se hace eterna
# cuando el movil te suena con un toque, o un mensaje y esperas que sea ella
#
# Yo: y cuando el tiempo se detiene al verla.
#
# B: ...
# y en ese momento sabes
# que tu vida no es nada sin ella
#
# Yo: que no es simple en absoluto.
# cuando ves a través de sus ojos y no puedes, porque son los suyos los que te atraviesan a ti.
#
# B: y si atisbas a ver algo, es tristeza...
#
# Yo: y la rabia de no poder explicárselo de una manera... que quisieras.
#
# B: y si lo consigues hacer, que no recojas que dolor...
#
# Yo: porque haces lo posible porque ella lo entienda, mientras que solo consigues que te vea como un miserable.


No sé qué hacer... tanto B como yo estamos entre la espada y la pared... y volviendo a mi egocentrismo, estoy en una gran duda existencial.


¿Dónde expresa uno más el amor? Si el corazón de esa persona pertenece a otro, ¿debería uno luchar por lo que quiere cueste lo que cueste haciendo caso a nuestro deseo egoísta de la posesión y el amor posesivo? ¿O por el contrario debería aceptar su destino, que esa persona haya elegido un camino y ha de desearle lo mejor aunque ello signifique no tener que volver a verla... o por lo menos de la misma manera?

Mucho me he calentado la cabeza estos días, y más con nuevas tendencias musicales cada día (sí, me he enganchado a Sonata Arctica)... la miro a los ojos y dentro de mí tiran de 2 extremos de una cuerda...


# Pues, si la quieres, sin duda harás todo lo posible, hablarás con todo el mundo, moverás cielo y tierra por saber cualquier cosa sobre ella y recuperarla
# Sin embargo, mientras haces todo eso, la respetarás, aceptarás que ella ahora mismo no quiere verte demasiado, que tiene miedo, y que quiere dejar un tiempo
# Cuando hagas eso, sin que tu mente se nuble demasiado, siguiendo cuidándola sin pedirle esos besos, sin pedirle más que un abrazo que te sabrá a triste soledad
# Entonces, le expresarás todo tu amor, y más le vale que se de cuenta de a quien tiene delante
.

El primer día que la vi... El día que me miró con esos ojos... y con esa sonrisa...



No hay comentarios:

Publicar un comentario