sábado, 16 de abril de 2011

Sin su ayuda...

...no habría podido dejar de mirarme a mí mismo como si fuera un monstruo... gracias, Kuro.

No hay ganas de escribir hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario