lunes, 30 de mayo de 2011

You leave tonight or live and die this way.

Un contraste mega rápido,
como la propia y simple luz.
La muralla que divide
el mundo del yo y el tú.

Cambios repentinos
como un interruptor.
Y el apoyo de energía
como fuente de consolación.

El calor del ambiente
con el aire que me aplasta
sobre la silla en la que escribo
mis problemas del alma.

Y concluyo con esta rapsodia,
pero tú, lector despreocupado, no te confundas,
pues no hablo ni de la suerte ni de un destino que me odia.

Tan solo intento desahogarme
pues nada puede vencerme
pero tampoco arreglarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario