jueves, 13 de diciembre de 2012

"Experiencia" es como la gente llama a sus errores. -Mark Twain.

   Siempre he vivido rodeado de gente que lamenta algo sobre su vida o la de la gente a su alrededor. Ahora mismo, me estoy acordando de cierta entrada que mi hermana publicó una vez hace mucho tiempo en su blog. Era una historia que trataba sobre una pareja casada: un pintor y una ciega. El marido estaba todo el día pintando y la mujer siempre lamentando el hecho de que, no solo que el arte les quitaba tiempo a los dos, sino que además, la mujer no podía halagarle, no podía decirle cómo de orgullosa estaba de lo que él estaba haciendo, de lo increíble que era su trabajo; no podía admirar aquello a lo que su marido dedicaba su esfuerzo, tiempo y vida. Sinceramente, no sé por qué se me ha venido a la cabeza esta anécdota. No me siento identificado con ninguno de los dos papeles... aunque tal vez con el de la ciega. Solo que esta vez, mi marido se siente estresado por su trabajo.


   El caso es que yo soy parte de esa gente, en ocasiones. En un principio, cuando era un preadolescente y empecé a pensar que pensaba más que los demás y que sacaba conclusiones que otros no se molestaban ni en saber que existían (bueno, ser pre-adolescente y adolescente consiste en eso, ¿no? "¡Aprovecha aún que lo sabes todo!"). En aquel entonces tenía este principio:

- El mundo sería un lugar mejor si todos tuviésemos una máquina del tiempo para reparar los errores que cometimos atrás, cosas que hicimos mal y cosas que no nos atrevimos a hacer.

   Luego fue:

- El mundo sería un lugar mejor si todos tuviésemos una máquina del tiempo para reparar los errores que cometimos atrás, cosas que hicimos mal y hacer las cosas que no nos atrevimos a hacer. No tiene sentido arrepentirse de cosas que uno ha hecho, pues esas cosas son las que nos han convertido en lo que somos.

   Me di cuenta hace poco de que esto último depende de si uno está orgulloso de lo que es.
   Luego, en intermitentes ocasiones, pensé:

- El mundo no puede ser un lugar mejor, con o sin máquina del tiempo.

   Hoy me he vuelto a hacer la misma pregunta, y mi respuesta es:

- El mundo sería un lugar mejor si cada vez que estamos apunto de hacer algo, nos preguntásemos si lo que vamos a hacer merecería o no hacer un viaje en el tiempo para enmendarlo después, tanto si es por hacer algo mal como si es por no hacer algo.

   Yo tengo varios momentos en mi vida por los que me gustaría tener esa Time Machine, pero ya sabéis lo que dicen: si las máquinas del tiempo existiesen de verdad, nos habríamos dado cuenta hace mucho, mucho tiempo.

    He cometido errores graves, he cometido mediocridad y he desaprovechado grandes oportunidades...

Lección para la vida: Nunca olvides quién eres. Yo me miro al espejo cada mañana para conseguir esto. 
Y sobre todo, enorgullécete de lo que hagas.

martes, 13 de noviembre de 2012

Don't give up the fight.

Todos luchamos y esperamos encontrar algún día a alguien que nos escriba algo como esto.

No te rindas, aún estás a tiempo.
De alcanzar y comenzar de nuevo.
Aceptar tus sombras,
enterrar tus miedos,
liberar el lastre,
retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso.
Continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros,
y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas.
Aunque el frío queme.
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma.
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo.
Porque lo has querido y porque te quiero.
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.
Vivir la vida y aceptar el reto.
Recuperar la risa.
Ensayar un canto.
Bajar la guardia y extender las manos.
Desplegar las alas
e intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños.
Porque cada día es un comienzo nuevo,
porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.


Mario Benedetti

sábado, 5 de mayo de 2012

El hombre filosofa el día en el que que se da cuenta de que va a morir.

Y da igual si es mañana o dentro de 60 años. La muerte es el menor de los problemas de un hombre.

"Si la muerte te sonríe, devuélvele la sonrisa." Gladiator.

sábado, 28 de abril de 2012

BIEN!

Hoy, 29 de abril de 2012, llevo puesto un pantalón de pijama, descalzo, una camiseta de Avenged Sevenfold con los 5 miembros por delante y detrás (incluido Jimmy 'the Rev' Sullivan, que en paz descanse). Tengo una cresta en el pelo, tengo agujetas en los brazos y piernas de jugar al jugger esta tarde. El próximo miércoles tengo examen de Historia del Arte y el jueves de Lengua. Mañana comeré sushi con mis amigos y el martes lo celebraré con mi hermana. Felicidad a tope. Soy mayor de edad.

domingo, 18 de marzo de 2012

Querido ser omnipotente cojonero:

¿Por qué con tus látigos y zarzas corrompes mis pensamientos y me obligas a poner la otra mejilla?
¿Por qué me haces parecer el malo?
Y si no, ¿por qué me conviertes en él?
¿Por qué no me das fuerzas para llorar? ¿Por qué siempre tengo que comérmelas?
¿Acaso tengo que llegar a cierto límite para descargarlas?
¿Acaso tienes que hacerme chantaje emocional a partir de intermediarios?
¿Acaso hay algún pecado tan grande del que no me he arrepentido que he de sufrir consecuencias colaterales?
¿Tengo que seguir pareciendo egoísta por preguntarte estas cosas?
¿No es suficiente?

domingo, 11 de marzo de 2012

Soneto. Examen de lengua.

Ojos desean libertad
cuando está solo delante.
Eso sí, primero a aprobar
el examen de Miguel Hernández.

Aliento que emana la esencia
de la ansiada que tarda.
Es la consecuencia
de examinarse de Bernarda.

Sushi, música, aligerar.
Ya queda menos, seguro,
pero hay que seguir.

Porque todo esto al final
va a pasar de ser apuro
a ser anécdota de reír.


domingo, 26 de febrero de 2012

Creer es ser insensato.

Suena de fondo Ashley MacIsaac - Wing-stock.

El teclado, siempre delante,
y el violín chirriando.
El libro, siempre al lado,
cartera y cadena aguatando.
El móvil al otro lado
tan solo estorbando.
El altavoz, al fondo
con piano sonando.
La ventana abierta
y los niños chillando.
La puerta abierta
y el viento resoplando.
La silla en movimiento
y la espalda destrozando.
El marco en frente
con la foto sujetando.
La mirada dispersa
y la cara abofeteando.
Los libros en esquina
cual tamaño preocupando.
Habitación blanca
y luz aumentando.
Sol cegador
si mi cuello girando.
Ojos cansados
y 6 horas inspirando.

Dos segundos mirando

y 500 noches pensando.

Mi almohada acariciando

Y despertador apagando.

Tu mano cerca

Y la mía temblando

Sonrisa que echas a

Una frente sudando.

Por fuera callado

Y por dentro gritando.

Palabras al viento

Que acabó captando.

Boca de miel

“Adiós” pronunciando.

Mejilla de seda

Acariciando.

Abrazo. Abrazo fuerte.

Abrazo más fuerte.

Puerta cerrada,

rostro alejado.

Piensa sonrisa

Más está llorando.

Mente cambiada,

Tema cambiado.

Todo cambiado.

Cambiado.

Para uno solo.

Uno.

Cinco, diez, doce.

Quince minutos.

Diecisiete? Menos.

Acabando, cayendo.

Para.

Para…

¿estará bien? ¿Y tú?

Chilla todo lo que puedas.

Rómpelo todo.

Rompe las reglas.
Las masas.

Los deseos puros.

Y los impuros.

Por todo

Aquello que nos

Lastima y lamenta.

Ojalá acabe todo.

Mas no puede ser que

A no ser que puedas descifrar

Todo este mensaje,

Entiendas que solo hay algo

Que no puedo cambiar

Utilizando solo mi fuerza

Inutilmente.

Es mi momento

Realmente.

O eso creo.

domingo, 29 de enero de 2012

La última vez.

Yo siempre he sido de los que piensan que algún día los planetas se alinearían.
Que todo acabaría bien.
Que las barreras se destruirían.
Que podría demostrar que nada es imposible.
Que pesaría menos.
Que dejaría de escuchar a los Smashing Pumpkins.
Que no habría ni un solo día en el que me sintiera orgulloso de no rendirme.
Mejor dicho, que no me rendiría.

Y aquí estoy yo, siguiendo la cadena de la vida. Supongo que hay cosas que sí que son blancas o negras, pues no hay escalas de grises suficientes para todo.

And I don't even care
to shake this zipper blues
and we don't know
just where our bones will rest...
to dust, I guess... forgotten
and absorbed to the Earth below.

jueves, 5 de enero de 2012

El Rey Lobo.


Se acaban las vacaciones y apenas tengo la introducción hecha...

Pero merecía la pena teniendo esto: